Salud física y mental: importancia y consejos para mejorarlas

Cuando piensas en salud física y salud mental, es posible que lo primero que te venga a la mente sea prevenir problemas médicos. ¿O piensas más bien en aprovechar al máximo tu día a día, sentirte bien y no dejar que circunstancias fuera de tu control determinen tu forma de vida? 

La cierto es que una buena salud física y mental abarca todo lo anterior. Sigue leyendo para obtener más información.

¿Qué son la salud física y mental?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) describe la salud como «un recurso para la vida diaria, no el objetivo de la vida».1 La salud física y mental no son la mera ausencia de enfermedades y trastornos, sino que representan la capacidad de mantener la mente, el cuerpo y el espíritu en condiciones óptimas, lo que permite alcanzar un estado de satisfacción, fortaleza, flexibilidad emocional y bienestar.2 Todos los elementos de la salud están interconectados.

    La salud física hace referencia al estado del cuerpo.3 Los pilares fundamentales de una buena salud física incluyen:

    • Energía: disponer de energía suficiente para pasar el día.
    • Forma física: los músculos, el esqueleto, las articulaciones, el corazón, los pulmones y el metabolismo son los responsables de mantener la actividad del organismo.
    • Movilidad: es la capacidad de moverse de forma independiente e intencionada a lo largo del día.25
    • Capacidad de recuperación: poder recuperarse con rapidez de las lesiones y los problemas de salud.
    • Descanso: patrón de sueño que permite levantarse descansado y preparado para hacer frente al día a día.
    • Defensas: el sistema inmunitario ayuda a proteger el organismo de enfermedades que se pueden prevenir.

    ¿Por qué es importante la salud física?

    Una buena salud física significa que cuentas con una buena base emocional y mental para manejar el estrés y combatir las enfermedades.4

    También es fundamental para vivir una vida larga y feliz. Cuanto más cuides tu salud física ahora, mejor será tu calidad de vida en el futuro, incluso ante enfermedades crónicas.5

    Energía y prevención de la fatiga

    La fatiga es una señal de que el estado de tu salud física no es tan bueno como debería. Los dolores, la mala calidad del sueño, un exceso de carga laboral, las carencias nutricionales, diversas enfermedades y los tratamientos médicos pueden provocar fatiga.6

    Sin embargo, comer mal, trasnochar y consumir alcohol y cafeína en exceso pueden dar lugar a una falta de energía.6 Algunas emociones —como la ansiedad, los dolores y el estrés— también pueden minar tu energía.6

    La importancia del sueño

    El sueño es el pilar esencial del descanso y la recuperación. También puede afectar directamente a la concentración y al bienestar laboral. No obstante, aparte de sus beneficios cognitivos, desempeña un papel fundamental en la salud física, ya que favorece:7

    • unos niveles saludables de las hormonas del estrés y el crecimiento 
    • un sistema inmunitario fuerte 
    • el control del apetito 
    • una frecuencia respiratoria estable 
    • una buena tensión arterial 
    • un corazón sano 

    La importancia del sistema inmunitario

    El sistema inmunitario es una barrera biológica que te mantiene a salvo de las enfermedades e infecciones que te rodean. Estas enfermedades e infecciones podrían alterar tu estilo de vida y tu bienestar.8

    Un sistema inmunitario fuerte te permite recuperarte más rápidamente de las enfermedades, además de prevenirlas.

    La salud física y la salud mental están estrechamente relacionadas. Algunas enfermedades mentales, por ejemplo, pueden provocar otros trastornos, como problemas cardiovasculares. Las dolencias crónicas, a su vez, pueden desembocar también en problemas de salud mental. 9,10

    En un documento de 2015 se establecieron los pilares fundamentales de una buena salud mental:11

    • Control emocional: capacidad de reconocer, expresar y responder a emociones intensas.
    • Empatía: facultad de comprender a los demás y conectar con ellos.
    • Equilibrio: sensación de armonía en la vida cotidiana.
    • Resiliencia: capacidad de afrontar el estrés y los sucesos vitales.
    • Salud social: integrarse en la sociedad y disfrutar de la participación en ella.

    ¿Por qué es importante la salud mental?

    La salud mental es un pilar fundamental para afrontar la vida con fuerza y de forma saludable. Afecta profundamente a cómo nos relacionamos con los demás, cómo procesamos el estrés y cómo tomamos decisiones sobre cuestiones de salud.12

    Por ejemplo, el vínculo de la depresión con las enfermedades crónicas ya es bastante perjudicial por sí solo, pero estas enfermedades crónicas pueden, a su vez, ocasionar otros problemas de salud mental.12 Romper este ciclo nos permite vivir la vida al máximo, así como encarar mejor todo aquello que nos depare la vida.

    El estigma de la salud mental

    El estigma de la salud mental surge cuando algunas personas ven a otras de forma negativa debido a posibles trastornos mentales. En función de la educación, el entorno y la red de apoyo, el estigma de la salud mental puede suponer una barrera a la hora de obtener la ayuda necesaria e incluso simplemente de hablar al respecto. Es un problema omnipresente que se observa en muchos países, sociedades y culturas.13

    El primer paso para comprender tu relación con tu propio bienestar mental es superar el estigma de la salud mental y tomar el control de la situación.

    Salud mental de los trabajadores

    Probablemente pases 8 horas al día trabajando, por lo que centrarte en la salud mental en el lugar de trabajo es esencial. El trabajo en sí puede ser un estímulo para la salud mental, ya que proporciona seguridad, objetivos, confianza, logros, una rutina y relaciones sociales.14

    Sin embargo, si se descuida, la salud mental de los trabajadores puede deteriorarse. El agotamiento, las jornadas largas, los jefes autoritarios o abusivos y unas malas condiciones laborales pueden hacer mella en el bienestar.14

    Redes sociales y salud mental

    Las redes sociales y la salud mental están interrelacionadas de formas poco comunes. Según la Asociación Estadounidense de Psicología, es más probable que una mala calidad de vida propicie el uso excesivo de las redes sociales que a la inversa.15

    Sin embargo, en un estudio de 2020 se descubrió que navegar por las redes sociales de forma pasiva puede aumentar la ansiedad por querer abarcarlo todo, y que desconectar de ellas tan solo siete días aumenta la sensación de conexión social.16

Cómo mejorar la salud mental

Al igual que sucede con la salud física, sentar las bases para gozar de una buena salud mental requiere tiempo y energía, pero merece la pena.

    No hace falta que padezcas ninguna enfermedad mental para que te intereses por tu bienestar mental y recibas asesoramiento. Considera el asesoramiento como una medida preventiva, más que como un tratamiento.

    Este puede mejorar tu autoestima y ayudarte a desarrollar habilidades para entablar relaciones, controlar el estrés y corregir conductas inútiles que limitan tu potencial.17

    Dedicarte tiempo a ti mismo —para reír, relajarte, dormir, pasar tiempo en la naturaleza, acariciar a tu perro y estar con tu gente— es esencial para gozar de una buena salud mental.18

    La meditación, el yoga, el taichí, los ejercicios de respiración y otros métodos de relajación también pueden contribuir a tu salud.18

    Algunas personas tratan de paliar sus problemas de salud mental consumiendo drogas o alcohol, lo que puede empeorar cualquier trastorno.19 Las drogas y el alcohol incrementan el riesgo de desarrollar enfermedades mentales.19

    Reducir su consumo —o evitarlo directamente— sirve para sentar las bases de una buena salud mental.19

Cómo mejorar la salud física

Es esencial dormir, hacer ejercicio y comer bien para promover la salud física.

    Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que una persona adulta duerma al menos 7 horas cada noche.20

    El ejercicio físico puede ser el nexo de unión entre la salud física y mental. Estos son algunos de sus beneficios:

    • Estimula el cerebro.21
    • Ayuda a controlar el peso corporal.21
    • Reduce el riesgo de padecer enfermedades crónicas.21
    • Refuerza los huesos y músculos.21
    • Facilita el desempeño de las actividades cotidianas.21

    Realizar entre 150 y 300 minutos de ejercicio aeróbico de intensidad moderada a intensa a la semana es vital para quienes desean cuidar su salud a largo plazo y vivir al máximo. Dedicar dos días a la semana a actividades de fuerza también puede ser muy beneficioso.22

    Una dieta sana y optimizada te aportará todas las vitaminas y los minerales que necesitas. Recuerda incluir:

    • frutas (vitaminas B y C)23
    • verduras (vitaminas B y C, hojas verde oscuro para el magnesio)23, 24
    • proteínas sanas, no procesadas, como las del pescado azul, carnes de ave magras, legumbres (como las alubias) y frutos secos23
    • aceites vegetales sanos23
    • cereales integrales (aportan fibras saludables) y magnesio23
    • líquidos en abundancia, como agua, té y café23
    • alimentos ricos en hierro (frutos secos, carne roja, verduras de hoja verde, judías)24
    • alimentos ricos en zinc (judías, frutos secos, carne roja, carne de ave)24

    Si te alimentas de forma adecuada, te resultará más fácil desarrollar una base sólida y funcionar a pleno rendimiento.

    Si te cuesta obtener todos los aportes nutricionales a través de la alimentación, siempre puedes recurrir a suplementos de nutrientes y micronutrientes.

Energía física

Pharmaton® Complex

  • Energía física
  • Energía mental
  • Reducir la fatiga

Ayuda a reforzar tu bienestar físico y mental. Aporta energía y mejora tu concentración gracias a su alto contenido en vitaminas y minerales esenciales, y al potente extracto de Ginseng G115.

Más información
Comprar ahora

Pharmaton® 50 Plus

  • Energía constante
  • Salud cardíaca
  • Salud cerebral
  • Salud muscular

Aporta vitalidad gracias a su alto contenido en omega-3.
Ayuda a cuidar la salud del corazón, la mente y la memoria después de los 50, también gracias a omega-3 de origen marino sostenible y certificación Friend of the Sea.

Más información
Comprar ahora

Artículos

Visita el blog